domingo, 20 de mayo de 2012

Antes pasará un camello por el ojo de una aguja ke un rico entre en el reino de los cielos.

por J. B. Pedradas


Antes pasará un camello por el ojo de una aguja ke un rico entre en el reino de los cielos.
(Mt 19:24 y Lc 18:25)
 
Bien, prepárense para ver manadas enteras de camellos pasando por ojos de agujas de todos los tamaños.
 
Porke esta gente -los ricos, ke sí ke existen-, tienen su puesto asegurado en un cielo ke no existe pero ke sin duda construirán, puede ke en el hueco ke han dejado en la Tabacalera, ke también son como niños: romper, romper, romper...
Escribo al dictado de JB, ke está mirando la lluvia por la ventana y yo creo ke le está lloviendo más por dentro a él ke fuera.
Pero akí en mi interior hace sol y tengo el corazón contento, el corazón contento y lleno de alegría porke parece ke por fín se va a ir todo al carajo y entre los dos, JB y yo, hacemos ese uno ke sois vosotras y vosotros, ke estáis acojonadas sin poder evitar sentir al mismo tiempo un gusanillo de a ver ké pasa.
 
Y después de esta reflexión sobre la actualidad, volvamos a lo ke nos interesa, ke es el pasado y esas fotos descoloridas de Alicante en verano, con esos bañadores amarillos, esos gorros de goma con flores rosas, ese mar Mediterráneo azul pálido y ese JB con la tripita ke ya tenía a los 5 años, jugando en la arena con un cochecito de juguete ¡de color malva!.
Porke JB, para mirar al mañana se sienta siempre en el ayer, ke es mas ancho ke el hoy (y hay ke decir ke JB ha cogido unos kilos últimamente a base de rebozados, empanados y mantekilla).
Y así, subrepticiamente, os estoy dando pistas de por dónde van los tiros de lo próximo de J.B. Pedradas. Una cosita ke está incubando en algún rincón de esa cabeza ke tiene ke parece un cuarto contenedor.
Yo, ke soy más de puerta a puerta, me mantengo escéptico como siempre y hasta ke no vea resultados no doy mi brazo a torcer ni bebo de este agua.
 
Tengo unos amigos ke se va a recorrer los pirineos, desde Gasteiz hasta Barcelona, caminando, para ver al director o lo ke sea de la empresa ke ha cerrado la fábrica en la ke mi amigo trabajaba, dejando en la calle a 350 personas ke corren el riesgo de dejar de serlo para convertirse en simples parados. De Mar a Mejor se llama la iniciativa y diréis Ké flipao, y yo también lo digo pero al mismo tiempo pienso ke kizá esta gentuza se parte el culo de nosotros precisamente porke somos siempre tan razonables...
 
 
Eso es todo, camaradas. Ke Dios nos coja (en el sentido latinoamericano de la palabra) confesados.
 
Salud y anarkía (dentro de un orden),
 
J. B. Pedradas, monstruo producto del sueño de la razón de J. B. Pedradas, cartesiano kiero-y-no-puedo


De Mar A Mejor