jueves, 24 de mayo de 2012

Diario de ruta: Día 3

Diario de ruta. Día 3.

Por fin sale el sol. Desayunamos en Tolosa. Tenemos una "negociación amigable" con la camarera y acepta guardarnos la mochila. A la tarde pasará por aquí David y nos la porteara y nos la porteará a Hondarribi, je je... ¡qué bien! Sin mochila, calcetines secos y con las zapatillas que me ha traído Javi esto es otra cosa. Vamos como un tiro y encima sol. ¡Qué gozada!

Pasamos por mucha zona industrial esperábamos encontrar alguna empresa como la nuestra. En protesta por despidos y cosas de esas y pararnos a charlar con ellos. Pero ni en Beasain ni en esta zona vemos ni una sola pancarta ni lucha obrera. Lo comento al equipo y me dicen que esto es Gipuzkoa. Que aquí son casi todas las empresas son cooperativas. Que probablemente también estén mal, pero que todos juntos lo están sacando adelante... chicos habrá que hacerse giputxi y  venir esta zona a echar un curriculum. Pasando Hernani no enteramos que en la reunión de hoy entre los directivos y el comité de empresa no se ha llegado a ningún acuerdo. De un poco mal humor tiramos adelante. Nos cruzamos con alguno que va haciendo el camino de Santiago en sentido contrario. Ya llevamos tres días de marcha y las sensaciones son buenas. La jornada de hoy es un poco más larga que las otras, pero nos encontramos mejor. Poco a poco el cuerpo se está acostumbrando a digerir estos paseitos diarios. Llegamos a Hondarribi y allí nos juntamos con  David y su familia que han venido en autocarabana. El primer encuentro con una ducha en días y a cenar al lado de la playa, no todo van a ser penurias, ¿no?

Nos llega un mensaje de Pablo, componente del equipo entendido en alta montaña: "cuidado con los hongos" ¿Qué tío! ¿Qué querrá decir? Tenemos todo el día para pensar en mil cosas. Y me pongo a pensar en los hongos. ¡Aaaaah claro! Ya caemos. Estos del equipo son unos radicales de la montaña y ya se por qué apenas llevan peso  en la mochila seguro que se comen setas raíces insectos hongos y cosas de esas para no llevar comida.

A la noche le digo a Javi que no se preocupen que yo no entiendo de setas y hongos. Y aunque veo muchos no los cojo. Y el todo serio me aclara el consejo: los hongos salen en los pies si pasas todo el día con los pies mojados y cocidos.. Si salen estos queridos bichitos lo mas seguro es que la ruta se termine(joder parezco a Jesús Calleja el de la Cuatro). Cuando pare a comer o descansar al medio día quitate los calcetines te secas los pies y te pones unos limpios. Ah qué fácil si solo me has dejado traer tres pares de calcetines ( más uno que este siempre seco para dormir) ¿como lo hago?

Propongo un juego corto Ya que  ha sido un día amargo para todos lo intentaremos endulzar con un juego: se trata de que cuando vayamos con otra persona de confianza(amigo, pareja, hijo) a comprar gominolas que la otra persona coja las nuestras y nosotros las de ella. Así se vera hasta qué punto conoces a la otra persona. La moraleja es que si sabes las gominolas que le gustan es que la conoces bien.. Las gominolas que nos metieron de estrangis en la mochila nos gustaron todas.


Por fin el mar.

De Mar A Mejor