domingo, 10 de junio de 2012

Diario de ruta. Día 21: Refugio de la Restanca-Spot



Diario de ruta. Día21: Refugio de la Restanca-Spot

La etapa más bonita condiferencia. Pasamos de una zona donde los montes se llaman "malditoso los infiernos." a otra donde se llaman "encantados,amigos..." Y se nota. En el libro de ruta marca 10 horas hastael lago de Sant Murici y como llegamos a las 6 de la tarde decidimoscontinuar hasta Spot. Por aquí pasa la famosa ruta “carros defoc”. Una ruta circular que se puede hacer en varios días derefugio en refugio Y pasamos también por el parque nacional deAgüestortes. 
 

Os lo recomendamos de verdad, bonitos paisajes decuento con lagos y cascadas. Para ir en familia, con amigos, conniños, con tu pareja, etc. Por cierto. Hablando de pareja. Celso yaesta hecho todo un chaval. Ya no es un niño. Y como el día de hoy asido tan idílico, hemos hablado y nos hemos sincerado. Nos ha echouna pequeña confesión:
Celso: ¿Recordáis eldía de la niebla en los ibones de Brazato, en la niebla siguiendolas huellas en la nieve?
Nos: Si Celso eran lashuellas de Delt, nuestro amigo alemán. Luego nos confesó quedespués de hundirse un par de veces en la nieve y con niebla lo pasomuy mal. Para nosotros fue un momento de tensión, pero igual notanto como para él ya que seguíamos sus huellas.
Celso: Ya y después dela adrenalina bajamos el collado y sobre las 4 paramos a picar algo¿No sentisteis nada?
Nos: Pues si Celso .Fue un momento mágico y de descubrimientos. Después del duro díanos sentamos. Las nubes se abrieron y unos leves rayos de luz nosdejaron ver las impresionantes faldas del Vignemal. Estábamos a lospies de esa impresionante y bella mole francesa. Las nubes laacariciaban y los rayos de sol la hacían cambiar de forma e irradiarmil colores con los rayos de luz apenas asomaban entre las nubes. 
 
Celso: ¿Y noescuchasteis cómo la montaña os decía algo?
Nos: Pues si Celso. Esese momento de paz y de descanso. Después de la tensión de ese díaencontrarnos el Vignemal con el surgir de la niebla comprendimos porqué muchas personas dedican e incluso dan su vida por las montañas.Cuando preguntan a un escalador por qué sube montes se suelecontestar cosas de lo mas dispar: "subo el monte porque esta ahí", "escalo porque la montaña me llama"(Kilian). Esomismo me pregunto yo todas las noches. ¿Por qué corro por el monte?Al encontrarnos frente al Vignemal en ese momento entendimos por quéescaladores guardas de montaña, alpinistas, guias, guardas derefugios... elijen la montaña como modo de vida. La montaña losconquista y ellos quieren pertenecer a ella y corresponderla. Formarparte de su majestuosidad llenarse de su energía, saborear su alma.Aunque al final es ella la que se queda con los mejores momentos denuestra vida y los guarda hasta la eternida.
 

Celso: Pues a mi mehabló. Estaba cansado y excitado después de la tensión . Nossentamos y empecé a comer y a saborear un plátano (nunca llevamosfruta pero ese día Bati y Dani, que nos acompañaron al principionos dejaron algo). Estaba disfrutando y alargando lentamente elplacer de comerme el plátano cuando vi ante mi la montaña que setapaba con las nubes como si fuera un tutú de bailarina. Y se dejabaentrever los colores verde hierro de su rocosa piel. Pero cuando losrayos del sol la acariciaban. Sus rocas se volvían de un rojo carmínsuave y carameloso. Las nubes no me dejaban ver su cumbre. Peromientras comía mi suave y esponjoso plátano sentí grandes deseosde apartar esas nubes para descubrir lo que escondía su cima. Comono lo conseguía me dedique a disfrutar de su majestuosa y bellalinea cuando descubrí la húmeda y fluida cascada que se deslizabapor su falda deseando saborear ese agua. Mmmmm. Cuando escuché suvoz y me empezó a susurrar en un cálido francés cosas dulces ysensuales mmmm y yo sentí como...
Nos: Vale, vale Celsono sigas. Ya ya sabemos lo que te ha podido pasar
Uff nos damos cuenta deque Celso Pacific es ya todo un chaval. Y ha tenido su primer sueñoerótico. Fíjate que hemos visto montañas preciosas: el Midid'ossau, el Posets, el Aitzgorri, el monte perdido, las montañasencantadas. Y se ha tenido que enamorar locamente de una montañafrancesa.
 

Llegado este momentonecesitamos una mano chicas. En la educación de Celso han estado conél Maider, Alicia, Bati e Iratxe. Porfi chicas. Os necesitamos otravez. Una voz y un punto de vista femenino para Celso.
Uffff. La que nosespera con este chaval. Aunque quizás nosotros y la gente que viveel monte y por el monte sintamos lo mismo y no nos atrevemos acontarlo así. 
 

Bueno chic@s que estamos de finde. La semana que viene menos discurso montañero y más lucha obrera que es a lo que estamos, ¿no? Si es que a veces aquícon estos parajes y con esta tranquilidad, se nos olvida que existeotro mundo. Otro mundo de cemento donde no se aprecian las cosas sencillas que nos da la vida. Donde prima lo material sobre lo humano, donde algunos tratan a las personas como meros números y no ven que detrás de ellas hay vidas llenas de historias  y de ilusiones.
Asi que Celso, tira para adelante que tenemos mucho de qué hablar.